Cómo cuidar la carrocería de tu coche

Cómo cuidar la carrocería de tu coche

Para muchos conductores la carrocería de su coche es uno de los aspectos más importantes.  Si bien es cierto que el funcionamiento del motor y de la mecánica del coche, son fundamentales; el aspecto externo y el cuidado de la carrocería también lo son. 

La carrocería del coche es el elemento que más sufre las consecuencias de la conducción y de la exposición a los elementos naturales. El sol, la lluvia y el aire, deterioran el brillo y el color de la capa de pintura externa. La salinidad del ambiente, la humedad y la suciedad acumulada durante la conducción, tienen un efecto negativo en la estructura externa del coche. A veces, solo nos dedicamos a lavar eventualmente la carrocería del coche descuidando los aspectos de mantenimiento de la carrocería más importantes.

Una carrocería en mal estado, desgastada o deteriorada, deslucen el aspecto exterior del coche y puede influir en el valor económico del coche. Nuestros clientes que buscan un coche de segunda mano con la apariencia de uno completamente nuevo, saben que la carrocería es un elemento decisivo que puede marcar la diferencia a la hora de escoger su coche seminuevo. Es por ello que en Driveris queremos darte los mejores consejos para mantener el estado de la carrocería de tu coche para que siempre luzca como nueva.


8 consejos para cuidar la carrocería de tu coche

Donde lo aparcas

En muchas ocasiones no tenemos más elección que aparcar el coche a la intemperie y expuesto a los elementos naturales, pues la poca disponibilidad de plazas de aparcamiento en la vía pública y la escasa oferta de garajes, ocasionan que no siempre podamos estacionar nuestros vehículos en lugares que nos proporcionan seguridad. 

Sin embargo, las largas estancias bajo la inclemencia del sol, la lluvia, el polvo o la humedad, pueden afectar al estado de la carrocería. Erróneamente muchos conductores eligen aparcar bajo árboles en busca de protección del sol. Los excrementos de pájaros, hojas o pequeñas ramas, pueden corroer o golpear la carrocería causando pequeños daños exteriores evidentes.

Siempre que sea posible, debemos elegir plazas de aparcamiento bajo techo. 


Lavar periódicamente

Cómo cuidar la carrocería de tu coche

El lavado de la carrocería realizado de manera periódica, ayuda a eliminar los restos de polvo, barro, suciedad o elementos grasos de la superficie del coche. Los excrementos de aves, contienen ácidos que poco a poco, van interactuando con la pintura y afectan al brillo o al color de la misma.

Durante la conducción, vamos arrastrando restos casi imperceptibles de hollín, lubricantes y grasas provenientes del resto de los coches. Lo más recomendable es realizar un lavado con abundante agua y un jabón especial para carrocerías una vez al mes, aunque esto dependerá de la exposición del vehículo a la suciedad. 


Escoge bien los productos de limpieza

Los jabones de uso doméstico o industrial contienen elementos agresivos para la carrocería. Estos productos reaccionan con la superficie de la pintura y afectan la vistosidad del coche. El uso de productos con alto contenido graso puede crear una película que, eventualmente, deterioran las estructuras metálicas y plásticas del exterior del coche.

Recomendamos usar productos detergentes especialmente diseñados para el lavado de carrocerías. El Ph de estos jabones está destinado a ser lo más inocuo posible y afectar en menor medida la apariencia externa.


Más lejos… ¡Mejor!

Las aglomeraciones de las grandes ciudades producen que los espacios de aparcado entre coches, sean muy reducidos. Esta mínima distancia entre coches produce pequeños roces, arañazos o golpes a consecuencia de las puertas o los ocupantes de terceros vehículos. Es muy frecuente tener pequeñas abolladuras o rayones en la carrocería producto de pequeños impactos con las puertas de coches vecinos.

Asimismo, el roce con carteras, maletas, pantalones, llaves, etc, producen rayones involuntarios a consecuencia de la falta de espacio de movilidad. Elige siempre y en la medida de lo posible, espacios de aparcado en el que haya una distancia de al menos 1,5 metros entre coches.


El autolavado: Cómodo pero muy agresivo

Los establecimientos de autolavado con grandes máquinas de limpieza exterior del coche, son una solución que ahorra tiempo y esfuerzo. Sin embargo, estos servicios utilizan máquinas, rodillos y cepillos que suelen estar destinados a todos los tipos de coches.  Son poco delicados con la pintura y los productos que ahí se utilizan son , por lo general, los menos recomendados para cuidar la carrocería de tu coche.

Evita especialmente aquellos autolavados descuidados o muy antiguos, lo más probable es que el estado de los rodillos o máquinas no sea el adecuado. Poco a poco, estos micro-arañazos van deteriorando el estado exterior de la carrocería.


Desengrasa y encera la pintura

Como hemos visto, el coche va acumulando suciedad y grasa durante la conducción. Incluso aparcado, la carga de elementos grasos del ambiente puede quedar acumulada en la carrocería de tu coche. En el mercado existen desengrasantes destinados exclusivamente para carrocerías y que contienen elementos inofensivos para la pintura o las partes rígidas.

Sigue las instrucciones del fabricante en cuanto a su aplicación y eliminado, esto es la mejor garantía de cuidado. Aplica cera por lo menos 2 veces al año, este producto ayuda a dar mayor brillo a la pintura, además de aportar un extra de protección a la carrocería. Escoge la mejor calidad, así como, la más adecuada para el color, tipo y material de tu carrocería.


Pule tu coche cada 2-3 años

La pulitura de la carrocería ayuda a eliminar de manera química y mecánica las pequeñas imperfecciones presentes en la superficie. A través de un producto especialmente destinado a remover una microcapa de pintura y la ayuda de máquinas especiales, el pulido rejuvenece la carrocería.

Siendo un proceso medianamente agresivo, no debe aplicarse muy seguido y además debe hacerse en un centro especializado para evitar el deterioro de la carrocería con una mala praxis. Aunque muchos conductores deciden hacerlo por su cuenta, es importante contar con los elementos necesarios y escoger el producto adecuado para cada coche.


Prevenir es mejor que curar

Los pequeños daños en la carrocería de tu coche siempre serán más fáciles, económicos y efectivos, si actúas a tiempo. Reparar a tiempo los pequeños arañazos, abolladuras o golpes de la carrocería, previene su agravamiento y restaura el estado general de manera más sencilla. Lleva tu coche a talleres de chapa y pintura especializados de la marca o modelo de tu coche. Esta es una de las mejores garantías de poner tu preciado coche en las mejores manos.


¿Y tú, quieres un coche de segunda mano con una carrocería impoluta? En Driveris contamos con los mejores expertos dedicados al asesoramiento y tasación de coches. Además, tenemos la mayor red de concesionarios en Sevilla, Huelva y Almería, con coches de km0 y de ocasión.

Otros artículos que pueden interesarte

coches deportivos de segunda mano
Segunda mano

Cómo leer los neumáticos de un coche

Los neumáticos de un vehículo tienen una serie de códigos alfabéticos y numéricos que suelen pasar desapercibidos para la mayoría de los conductores. Esta combinación

Consejos

No te pierdas nuestros consejos o recomendaciones
Cómo consultar el estado de las carreteras en tiempo real
Conocer el estado de las carreteras en tiempo real Hoy...
Cómo cuidar la carrocería de tu coche
Cómo cuidar la carrocería de tu coche Para muchos conductores...
DGT virtual: Cómo llevar el carnet de conducir en el móvil y otras ventajas
A veces se ha dado la circunstancia de salir de...

tu coche de ocasión está en DRIVERIS.es

Te devolvemos el dinero | Driveris

Te devolvemos el dinero si no quedas satisfecho (15 días o 1.000 kms).

Garantía mínima | Driveris

Garantía mínima de 12 meses ampliable a tu medida.

Vehículos certificados | Driveris

Vehículos certificados (estado, origen, kilómetros).

Logotipo Syrsa | Driveris

Vehículos certificados (estado, origen, kilómetros).