¿Cuántos tipos de coches eléctricos existen?

¿Cuántos tipos de coches eléctricos existen?

Los coches eléctricos van dominando día a día la escena de la automoción a nivel mundial.  Hace unos años parecía que el futuro del coche eléctrico era una realidad lejana, pero ese futuro ya ha llegado. Hoy estamos ante una auténtica revolución que trata de aunar el compromiso con el medioambiente, pero también manteniendo la rentabilidad.

Así las cosas, llega el momento en el que resulta necesario comprar un nuevo coche y, cada vez más, el número de personas que optan por una solución eléctrica o híbrida es mayor. De hecho, el número de vehículos eléctricos km0 que se incorpora al parque automovilístico no ha dejado de crecer en los últimos dos años.


¿Por qué comprar un coche eléctrico?

Los coches eléctricos e híbridos son una evolución natural dentro del mundo del automóvil. Se trata de un tipo de vehículo extremadamente eficiente en términos energéticos, así como a nivel de mantenimiento. No son una moda, han llegado para quedarse.

La principal ventaja del coche eléctrico frente al tradicional es que no emiten gases en su combustión, por lo que no genera emisiones tóxicas. Aspecto especialmente interesante en aquellas ciudades en las que existen políticas de restricción del tráfico rodado para determinados tipos de vehículos.

A la hora de elegir un coche eléctrico km0 nos encontramos con la disyuntiva de cuál podría ser la mejor opción de compra.  El desarrollo del mercado ha traído una serie de modelos, tamaños y tipos de coches eléctricos muy diversos. El comprador se enfrenta así a la difícil tarea de elegir un tipo de coche eléctrico adecuado.

Decir que un tipo de coche es mejor que otro es prácticamente imposible.  Cada tipo de coche eléctrico se adapta a una necesidad y unas condiciones muy diversas.


Tipos de coches eléctricos

¿Cuántos tipos de coches eléctricos existen?

Coches 100% eléctricos a baterías

Se trata del coche eléctrico por excelencia. Este tipo de coches se movilizan gracias a la acción de uno o varios motores alimentados por electricidad.

Esta energía eléctrica es acumulada en una o varias baterías que se recargan a través de la red eléctrica tradicional. Mediante un sistema de conversión de energía el coche es capaz de transferir esa energía al motor para hacer impulsar el coche.

La mayoría de los coches eléctricos tienen sistemas de recuperación de energía que transforma la energía cinética de las frenadas y arranques en energía eléctrica. Una de sus principales ventajas es que no producen ningún tipo de emisiones de gases contaminantes durante su recorrido.

Por otro lado, son coches con motores totalmente silenciosos, lo que produce un mayor confort durante la conducción.  Su autonomía y recorrido dependen exclusivamente de la capacidad de acumulación de la batería. Actualmente, existen coches 100% eléctricos con autonomías superiores a los 500 kilómetros sin necesidad de recarga o pérdida de potencia.


Coches eléctricos de autonomía extendida

Este tipo de coche tiene un funcionamiento muy similar a un coche 100% eléctrico a baterías. La diferencia más destacable es que cuentan con un pequeño motor de combustión cuya única función es la producción eléctrica.

Es decir, en términos simples, son coches que cuentan con un pequeño generador eléctrico dentro de su diseño. Este motor no tiene la potencia de impulsar el coche, sino que solo funciona como medio de recarga de la batería.

El funcionamiento del motor de combustión y de carga de la batería se realiza de manera automática por parte de un sistema de carga inteligente. Además de esta carga interna, los coches de autonomía extendida se conectan a puntos de carga y a la red de energía eléctrica.


Coches híbridos enchufables

La combinación de motores de combustión interna y motores eléctricos es la principal característica distintiva de este tipo de coches.

A diferencia de los coches de autonomía extendida, el funcionamiento de los híbridos enchufables es inverso. El motor eléctrico tiene una autonomía determinada, que suele estar por debajo de los 100 km. Cuando la energía del motor eléctrico se agota, toma el control del coche el motor a combustión.

Por lo general, los motores eléctricos se recargan de energía con la red eléctrica aunque pueden tener sistemas de recuperación y conservación de energía.


Coches híbridos

Esta es la combinación integral de los dos tipos de motores: a combustión y eléctrico. Ambos motores se complementan de manera secuencial y a demanda. Tienen sistemas de selección del modo de conducción que usa una proporción preestablecida de cada tipo de motor y puede escogerse la conducción enteramente eléctrica en determinadas situaciones.

El motor eléctrico se auto recarga a través de la energía generada por el motor a combustión y no necesita conectarse a la red eléctrica.


En Driveris podrás encontrar la mayor variedad de coches eléctricos km 0 o de ocasión. Nuestros concesionarios en Sevilla, Huelva o Almería tienen la mejor selección de coches híbridos y eléctricos de segunda manos.

Otros artículos que pueden interesarte

renault segunda mano sevilla
Consejos

¿Qué es GLP? Todo lo que tienes que saber

La elección de un coche es un proceso que involucra muchas variables como potencia, fiabilidad, comodidad y rendimiento. Las necesidades particulares se involucran en la

Consejos

No te pierdas nuestros consejos o recomendaciones
¿Qué es GLP? Todo lo que tienes que saber
La elección de un coche es un proceso que involucra...
Consejos para arrancar correctamente tu coche en cualquier época el año
Damos por hecho que en el momento que necesitemos nuestro...
¿Has perdido las llaves del coche? Hay solución
Perder las llaves, más frecuentes de lo que podemos pensar...

tu coche de ocasión está en DRIVERIS.es

Te devolvemos el dinero | Driveris

Te devolvemos el dinero si no quedas satisfecho (15 días o 1.000 kms).

Garantía mínima | Driveris

Garantía mínima de 12 meses ampliable a tu medida.

Vehículos certificados | Driveris

Vehículos certificados (estado, origen, kilómetros).

Logotipo Syrsa | Driveris

Vehículos certificados (estado, origen, kilómetros).