Especial ITV: qué es lo que revisan y qué documentación necesito llevar

La ITV, o Inspección Técnica de Vehículos, es un trámite legal que ha de cumplirse con una cierta periodicidad con todos los vehículos que se encuentran en circulación. Su objetivo es controlar y vigilar que todos ellos mantengan las condiciones de seguridad necesarias para reducir, en lo posible, los accidentes debidos a causas técnicas. De igual modo, se vigila la emisión de residuos y gases contaminantes, con el fin de proteger el medioambiente. 

Estas revisiones se realizan en unos plazos que dependen siempre de la antigüedad del vehículo. De ahí que tengamos que estar atentos a esas fechas concretas, para así librarnos de sanciones innecesarias. 

También es importante conocer las partes del automóvil que se revisan, así como la documentación que debes aportar. Todo lo que necesitas saber sobre la ITV te lo explicamos a continuación. 


Documentación necesaria para pasar la inspección de la ITV

Es normal que antes de acudir con nuestro vehículo a la cita de la ITV, nos encontremos con cierto grado de preocupación. ¿Estará a punto? ¿Tendré que volver otro día por un simple descuido? Para evitar todas estas dudas, lo mejor es hacer repaso, en primer lugar, de todos aquellos papeles oficiales que no deben faltarnos

1. Ficha técnica o tarjeta ITV

Si tuviéramos que hacer una comparativa, la ficha técnica es como el DNI del vehículo. En ella aparecen todos los datos identificativos del mismo, que son únicos e irrepetibles. Número de bastidor, matrícula, marca y modelo. También deben aparecer los datos completos de su propietario.

2. Permiso de circulación

Es otro de los documentos fundamentales que acompañan al vehículo. En él aparecen datos como la matrícula y fecha de matriculación, así como el lugar donde se expidió, marca, variante, versión, cilindrada, número de plazas y, desde el año 2015, el kilometraje del mismo y la vigencia de la ITV. 

3. Seguro obligatorio

Cualquier automóvil que salga a la circulación debe tener un seguro obligatorio. En la revisión de la ITV se pedirá, también, el recibo actualizado del mismo, que acredite que está vigente y al corriente de pago. 

4. DNI del conductor

El conductor que presenta el coche para la revisión de la ITV debe llevar su DNI. En este caso, no es necesario que los datos de este coincidan con los que aparecen en la ficha técnica. Puede que no sea el propietario del vehículo, pero sí debe identificarse al presentarlo.

En el caso de que se trate de un vehículo de empresa, es necesario aportar, también, el CIF correspondiente. 

5. Casos especiales

  • Informe de reparaciones. Se debe presentar en caso de que el automóvil haya sufrido un accidente grave, y en el que se haya visto afectado algunos de sus sistemas de seguridad, suspensión, frenado, transmisión o dirección. También será necesario si existen daños en el bastidor o en cualquier anclaje de la estructura general.
  • Certificado de homologación. Se aporta en el caso de que el vehículo haya sufrido algún cambio importante, tanto en la estructura como en el interior. Este informe lo debe realizar un taller, así como un certificado con todos los detalles de esos cambios.

¿Cómo pedir cita para pasar la ITV?

Especial ITV: qué es lo que revisan y qué documentación necesito llevar

Aunque todo dependerá de la comunidad autónoma en la que se solicite, por norma general es necesario tomar cita previa de forma obligatoria. De esta manera, los profesionales encargados de hacer la revisión estarán preparados para recibirte a la hora y día indicado, y así evitar pérdidas de tiempo.

Esta cita previa se puede pedir tanto por Internet como por vía telefónica. Cada comunidad autónoma dispone de sus propias vías.

Antes de solicitar la cita, tienes que tener en cuenta estos datos:

  • Tipo de vehículo
  • Número de matrícula
  • Tipo de motor
  • Servicio para el que pides cita (si es revisión obligatoria u otro)
  • Fecha y hora
  • Lugar en el que quieres pasar la revisión
  • Dependiendo de la comunidad, te pueden pedir adelantar el importe que supone la revisión

¿Cada cuánto debemos pasar la ITV?

Todos los vehículos están obligados a pasar la revisión ITV. Solo se eximen los que están dados de baja, y los nuevos durante los primeros años.

En el caso de los turismos, están exentos de pasar la ITV desde su matriculación hasta los 4 años siguientes. De entre los 4 y los 10 años, se pasará cada 24 meses. A partir de los 10 años de antigüedad, se debe pasar cada año


Los 9 puntos principales que revisa la ITV para comprobar el buen estado del vehículo

Una vez que hemos tomado la cita previa y tenemos nuestro día y hora controlados, es el momento de enfrentarnos a un minucioso exámen. Es cierto que corren muchas leyendas sobre los puntos que examinan los técnicos. A grandes rasgos, su misión es comprobar que todos los métodos de seguridad ofrecen la fiabilidad necesaria para circular con garantía. 

Aunque todo dependerá de cada caso, de forma generalizada podríamos resumirlo de este modo:

  1. Identificar el vehículo. Es cuando deben presentarse todos los documentos necesarios para pasar la ITV, comprobando el número de bastidor, la ficha técnica y los datos del conductor o el que presenta el coche para su revisión.
  2. Exterior: carrocería y chasis. No debe presentar ningún síntoma de oxidación o corrosión. Se comprueban los limpiaparabrisas y que los cristales no tengan ninguna fisura. El estado de las puertas y su cierre. Los retrovisores deben ser los necesarios y su fijación la correcta.
  3. Interior. Los asientos deben estar bien sujetos a la carrocería. Si lleva sistema de retención infantil, también es necesaria su comprobación. Se verifica el estado del antihielo, antirrobo y velocímetro. 
  4. Alumbrado. Se comprueba el estado de las luces de señalización, tanto en su intensidad como en su orientación. Además, el vehículo debe llevar el número adecuado y tienen que estar homologadas.
  5. Dirección. Se vigila, con especial cuidado, el funcionamiento y la posible amplitud que pueda ofrecer el volante, la caja de dirección y todas las partes mecánicas que la componen.
  6. Frenos. Es revisado con intensidad desde el propio pedal hasta el bombín de la rueda. De igual forma se revisan los ejes, que unen a las ruedas, para que estén debidamente nivelados.
  7. Motor y transmisión. Se visiona el estado del motor y si tiene alguna pérdida, como de aceite. También se revisan los anclajes, la batería, el depósito de combustible, el sistema de escape y el de alimentación.
  8. Ruedas y neumáticos. Es otro de los puntos fuertes en la ITV. Deben ser los homologados y permitidos para el vehículo en cuestión. También se revisan los ejes, la suspensión y la adherencia al asfalto.
  9. Emisiones. Mediante un analizador especial, se miden las emisiones que lanza el vehículo al ambiente y si entran dentro de las permitidas, dependiendo la fecha de fabricación y motor. También se comprueba el ruido que emite y si es el establecido por la legislación.

¿Qué se consigue después de la revisión de la ITV?

Una vez se ha revisado con detenimiento todas las partes del vehículo, los profesionales dictarán un informe que puede ser de varios tipos:

  • Informe favorable. El coche está en óptimas condiciones para seguir circulando y se entregará una pegatina que indica que ha pasado todos los controles.
  • Informe favorable con recomendaciones. Puede suceder que los técnicos hayan determinado que el coche está bien para seguir circulando, pero que necesitará algunos retoques leves que deberán ser reparados, antes de que aumente la gravedad de los mismos. Se entregará la pegatina de igual modo.
  • Informe desfavorable. Se detallarán todas las incidencias que se han observado con la recomendación para su reparación. Tendrás que llevar, de inmediato, el automóvil al taller para solucionar cada uno de los problemas. En 2 meses, necesitarás pasar de nuevo la revisión para comprobar que todo está en su lugar.
  • Informe negativo. Parecido al anterior, aunque con mayor gravedad. En este caso, se inmoviliza el coche que solo podrá llevarse al taller con una grúa. 

El mejor método para conseguir un informe favorable a la hora de pasar la ITV, es llevar el coche a tu taller de confianza, con el fin de que realicen un repaso anterior. De esta forma, conseguirás ahorrar tiempo y dinero, además de los disgustos inesperados que puedan surgir.

En Driveris somos especialistas en dejar tu coche totalmente preparado para el examen más exhaustivo. Por este motivo, todos nuestro vehículos cuentan con una certificación de más de 200 puntos de control. Porque circular con un coche bien preparado, es la mejor garantía de seguridad para ti, los tuyos y el resto de conductores.

Otros artículos que pueden interesarte

Multa por saltarse un semáforo en rojo
Consejos

¿Cuál es la multa por saltarse un semáforo?

Una duda muy común es conocer cuál es la multa por saltarse un semáforo en rojo. En este artículo te informamos del importe, los puntos que te restarán de tu carnet, así como de todo lo que deberías de tener en cuenta.

Cómo saber si la batería del coche está bien
Consejos

Cómo saber si la batería de tu coche está bien

Descubre a través de este artículo si la batería de tu coche está mal. Te indicamos con detalle los síntomas previos a que una batería quede agotada o tenga problemas.

Consejos

No te pierdas nuestros consejos o recomendaciones
Especial ITV: qué es lo que revisan y qué documentación necesito llevar
La ITV, o Inspección Técnica de Vehículos, es un trámite...
¿Qué motos se pueden conducir con el carnet de coche?
Con el carnet de conducir B de coche puedes conducir...
¿Cuál es la multa por saltarse un semáforo?
Una duda muy común es conocer cuál es la multa...

tu coche de ocasión está en DRIVERIS.es

Te devolvemos el dinero | Driveris

Te devolvemos el dinero si no quedas satisfecho (15 días o 1.000 kms).

Garantía mínima | Driveris

Garantía mínima de 12 meses ampliable a tu medida.

Vehículos certificados | Driveris

Vehículos certificados (estado, origen, kilómetros).

Logotipo Syrsa | Driveris

Vehículos certificados (estado, origen, kilómetros).